Free Flying Mind

Libera tu mente, déjala volar!


Deja un comentario

Meditar

vozLo necesito, necesito meditar, acallar mi mente y descansar. No tendría que ser tan difícil, sin embargo lo es y mucho. Es tan normal escuchar incesantemente esa voz tan familiar y que habla de aquello que nos interesa, que no nos damos cuenta, nos empieza a soltar datos, impresiones, sensaciones y cuando ya es demasiado tarde se ha apoderado de nosotros. Lo peor de esa vocecita que parece tan nuestra es que en realidad no la controlamos. Justo cuando nos dice cosas que ya no queremos oír, que queremos olvidar, que hacen daño…y no podemos, no hay manera, no calla….es cuando nos damos cuenta de que nos dice lo que quiere y lo peor, no nos sirve de nada, no es pensamiento dirigido por nuestras necesidades, por nuestra voluntad, es un ‘pensamiento’ automático que va a su aire. Es como aquel amigo al que queremos tanto pero que siempre nos está diciendo lo que justo ya no queremos oir.

Por eso necesito meditar y he recuperado del estante un libro que compré hace tiempo con la intención de empezar, pero en eso se quedó, en intención. Se trata de “Meditación. La primera y última libertad” de Osho. Y lo que me anima a continuar es que nada más empezar recalca que no se trata de adoptar posturas complicadas o recitar mantras, no, se trata de algo más sencillo. Se trata de “ser consciente, de darse cuenta de lo que sucede en tu interior y a tu alrededor“. Y eso me encanta, por que ‘darse cuenta’ implica tener un nivel más elevado de percepción y ello provoca que vivamos ‘más intensamente’. Y eso, eso es lo que hace que merezca la pena vivir.

Reloj de arena

Disfrutar plenamente de cada momento, vivir a tope, con pasión, con dedicación, es lo que te hace sentir vivo y satisfecho. Por que eso sí que lo he logrado. He logrado que cuando estoy en una situación determinada me concentre solo y solamente en esa situación, en las personas que me rodean en ese momento compartiéndola. Vivo solo ese instante, sin pensar en que estaba haciendo antes o en que haré luego. ¿Qué sentido tiene que te hagan un relajante masaje si estás pensando en que harás para cenar esta noche?

Inténtalo, céntrate sólo en el presente, en esa persona que ahora y sólo en este preciso momento está frente a tí, mirándote, miradaintentando establecer una comunicación contigo. Si la atiendes, completamente concentrada en ella, lo notará, seguro, y se establecerá una conexión especial que enriquecerá la relación. Pero me falta lograr acallar mi mente cuando no estoy acompañada, cuando estoy conmigo y no tengo a quién escuchar, con quién compartir. Entonces la vocecita toma el mando y me invade con sus exigencias, porque es muy perfeccionista, con sus pegas, porque ve problemas donde puede que no los haya….

Así que mi reto va a ser calmar mi mente…necesito descansar …lograr lo que Osho explica: “si no estás haciendo nada y estás en tu centro, completamente relajado, eso es meditación“…y eso es justo lo que necesito…..estar en mi centro completamente relajado….sigo leyendo para llevarlo a la práctica..meditar2..se trata de meditar.