Free Flying Mind

Libera tu mente, déjala volar!


Deja un comentario

La navidad pasó

1419773988838-1141760027Un año más ha pasado la navidad, esos días en los que en principio todo son felicitaciones, regalos y buenos deseos. Pero estos días también se convierten en los peores para aquellos que viven situaciones complicadas. Haber perdido a un ser  querido es algo que la navidad te devuelve dolorosamente. Él no esta, marchó para jamás volver y esos días en que todos se reúnen con sus seres queridos, su ausencia se hace presente. Al final deseas que pasen rápido esos días de obligada alegría para volver a lo cotidiano, a tus obligaciones que no te dejan margen para darte cuenta del gran vacío que quedó cuando esa persona abandonó tu vida. Quizás sería más sabio que cada uno pudiera elegir cuando celebrar su propia navidad.


Deja un comentario

Contigo….aprendo a vivir sin ti……

hombreContigo aprendo a vivir sin ti……si, parece un contra sentido pero es una realidad que cada día constato y te agradezco, y justo por eso, sigo teniendo cada día aún más ganas de estar contigo. No se cómo describirlo, lo impresionante es vivirlo. Darme cuenta que todos mis pasos son tutelados por tu atenta mirada. Me observas en silencio, dejándome hacer y sonríes orgulloso cuando mis acciones colman tus expectativas o las superan. Ríes con gusto cuando te sorprendo y al hacerlo me haces sentir feliz pues veo que sin querer te he proporcionado unas briznas de felicidad, y tu felicidad es mi felicidad, y la mía la tuya….y por ello nos crecemos juntos, nos construimos el uno al otro, nos apoyamos el uno al otro. Y en los momentos difíciles, en aquellos en los que se descubren las verdades, la nuestra sale a la luz, reluce la confianza que nos tenemos mutuamente.

El que cae nota al momento la mano del otro en la suya, mano que le aferra con cuidado y le guía para que se levante por sus propios medios, pero con el respaldo de alguien que le apoya, que confía en él, que cree en él. manosY cuando uno de los dos se equivoca, el otro no le ataca, no aprovecha su debilidad, no le juzga, no le recrimina por su error, no le hace pagar un precio por su equivocación, no……..simplemente le acoge, le tranquiliza, le seca las lágrimas, le ayuda a ver desde la calma lo que ha ocurrido, le ayuda a buscar la solución, a retomar el camino esta vez por la senda correcta, y así, una vez recuperado, ambos volvemos a andar de la mano por el camino de la eterna incertidumbre, pero que es el camino que te lleva a tus sueños, el camino que te hace sentir vivo….y el otro en ningún momento es imprescindible porque te enseña a vivir por tus propios medios, a tener tus propios recursos…..y tu recurso no es el otro, el otro es tu compañero, tu aliado, la mano amiga, la calma en la tormenta, la sonrisa en la pena, la mirada luminosa en la oscuridad de la mente….Te enseña a ser tu mismo, quién tú quieres ser, no quién él cree que deberías ser, todo por ser feliz, y en ese momento sí, pecar de egoísmo al ser feliz porque el otro lo es.

Y el saber a ciencia cierta que todo lo que haces es para que sepa vivir sin ti……….aún me acerca más a ti, aún me apetece más estar contigo, disfrutar a tu lado de los pequeños placeres de la vida….una ligera y refrescante brisa….un café cafecompartido….una comida sencilla…una tarde de bar….un paseo por la ciudad… Para mí, verte sonreír, verte disfrutar, verte respirar, es parte de mi felicidad aunque sepa, porque tú me lo has enseñado, que puedo vivir sin ti.


1 comentario

¿Cómo se expresa la decepción?

No puedo evitarlo…su peso es hasta casi mayor que el de la tristeza. Si la tristeza se expresa con lágrimas ¿cómo se expresa la decepción?….

Durante un tiempo luché con fervor, diría que hasta con pasión, por lograrlo. Era mi ilusión, mi motor de vida, no imprescindible por que al final descubres que nada lo es. Creía que lo peor de todo era perderle, pero no lo perdía, de alguna forma siempre estaba ahí. Los días brillantes, los días colmados de alegrías, los días compartidos, dejaron paso a un rara sensación que fue invadiéndome poco a poco sin que me diera apenas cuenta, como esa niebla tan clarita ,tan clarita, que te va rodeando sin avisar Dia de nieblahasta que de repente dejas de ver.

Y eso fue lo que pasó. De repente dejé de verle sentido a las largas horas robadas que pasábamos juntos, a los espacios compartidos de forma inevitable pero celebrados. Todo cayó cuando descubrí que todo le era igual, que no le importaba si podíamos estar o no  estar, si nos veríamos o no. Se conformaba con lo inevitable sin luchar por algo más, y eso, eso, va en contra de mi esencial forma de ser.

Empezó entonces a rondarme la tristeza, una tristeza inevitable porque yo ya esperaba un imposible. Sé positiva…dicen…..y justo por eso fue peor, porque a pesar de los inconvenientes obvios lo fui, fui muy positiva y siempre aposté por la integridad, la sinceridad y los valores. Y mi apuesta fue fallida….ganó la cobardía, el conformismo y la indiferencia. Y fue eso, la indiferencia, el ver que en realidad no importaba, lo que me sumió en la mayor de las tristezas.

Pero no sabía que lo peor estaba por llegar, por que mis lágrimas en cierto modo calmaban mi tristeza, pero la decepción, eso, eso no se puede arreglar. Decepcionarte es dar algo por imposible, es asumir que la única salida es tirar la toalla, reconocer que te han fallado, que no es lo que esperabas. Y es lo que te hace abandonar un objetivo que creías común y que resultó que sólo tu abanderabas. Y te sumes en la más amarga de las sensaciones, la sensación de abandono, de olvido, de desprecio….porque desprecio es lo contrario de aprecio….y aunque parezca que no, quién no te aprecia, quién no lucha por ti, a quién le es igual que estés o no, no te aprecia…..te desprecia. Y continuar al lado de alguien que no te aprecia es un castigo, el peor de los castigo imaginables. Una tortura diaria, una gota ácida que va erosionando cada día tu autoestima, tu corazón , que corroe tu felicidad, que apaga tu alegría, que entumece tus músculos hasta el punto que no deseas mover tus labios ni en una forzada sonrisa.LetraD

Decepción con mayúsculas. No puedo seguir a tu lado. No eras quién yo esperaba que fueras. Y no digo que la culpa sea tuya, tampoco mía, de nadie. Yo soñé un alguien y lo vi en ti, en tu mirada, en tus labios, en tus gestos. Pero me equivoqué, y no es que te hayas ido, que hubiera sido lo mejor porque entonces estaría sólo triste, es que estás aún porque no te queda más remedio, porque simplemente estás porque las circunstancias te han puesto ahí, como si fueras una piedra en el camino, una piedra que tapona mi camino, que cada día entorpece que los rayos de sol lleguen a mi corazón. Una piedra que no puedo quitar porque está en un camino que si debo transitar.

Pero ya encontraré la manera. Encontraré la manera de no verte aunque estés siempre ahí, de no oirte aunque tu voz llene la sala, de no sentirte aunque tu pulso vibre muy cerca de mi. Si…decepción porque vislumbré lo que podría haber sido y no ha sido, porque soñé lo que viviriamos y no hemos vivido. Y lo peor de todo es que no te das cuenta. Crees que no pasa nada, que todo sigue igual, que has colmado mis expectativas y espero paciente a que la situación se arregle y haya un amanecer para tí y otro para mí, porque curiosamente quieres compartir todo menos el amanecer, menos la esencia de la vida, menos…..y de tanto restar, quedó en nada…decepción…tristeza1¿cómo se expresa la decepción?