Free Flying Mind

Libera tu mente, déjala volar!


Deja un comentario

Toca leer

stockvault-man-with-the-world113326Ahora que no puedo con el peso de mi vida, con las consecuencias de mis decisiones, ahora que necesito anestesiar mi mente para dejar de recordar todo aquello que he perdido y que jamás volverá, ahora, ahora vuelvo a leer. La escogida…una novela de Almudena Grandes, Inés y la Alegría, con sus frase interminables desafiando una gramática que no me gustaba y que pierde la batalla ante la riqueza expresiva de Almudena.

Necesito leer, perderme en los entresijos de una vida diferente a la mía, en una realidad lejana que no me atañe, y creo que ésta será una buena opción. Ya hace tiempo que leí “Los aires difíciles”, la novela que me permitió conocer a Almudena, y como carta de presentación fue increíble, inesperada, impactante, pero a la vez…familiar. Fue como reconocer mi forma de ver la realidad, de pensar los hechos, de dibujar las situaciones, como si siempre hubiera estado viendo la realidad de esa forma barroca, recargada en matices, y ahora en sus líneas, en sus giros semánticos hallara el eco de mi mente. stockvault-isnamp039t-this-book-beautiful138746

Por eso me gusta dejarme arrastrar por sus palabras, por su forma de decir, de enfocar esa realidad que yo enfoco igual. En su riqueza expresiva, en su análisis profundo de sus personajes, humanos hasta la médula, logro olvidar lo que me rodea para entrar en unas vidas ajenas a la mía, pero que rápidamente integro en mi propio universo para que ocupe el lugar de aquello otro que ya no puede ser, que fue para ya no ser.

Reservo sus novelas como los grandes vinos, para esas ocasiones especiales en que los sentidos necesitan llegar al embotamiento para deleitarse y lograr disfrutar aunque no toque. Y me sumerjo de nuevo en esa realidad que de tan densa se puede tocar, colmada de detalles, con sutiles pistas que conectan con lo que luego presumiblemente acaecerá. Dejo así aparcada una realidad que ahora mismo no puedo soportar, unos caminos que no quiero transitar porque básicamente no me llevarán a ningún lado.

Dicen que el tiempo lo cura todo, pero una buena novela acelera el proceso, te enriquece, te permite ser otros, vivir otras experiencias que quizás a ti te han sido vedadas, llorar otros pesares, trajinar por otros lugares, saborear otras alegrías. Y así voy a trastocar los minutos, las hora, los meses….stockvault-time146786…el tiempo en si, con la magia de una buena novela. Gracias Almudena.